viernes, 11 de diciembre de 2009

.:Personajes de What are you doing Jenn?:.

Aqui algunos personajes de What are you doing Jenn?




Larah Curbstomp / Jenn!














































Claire O' Conell / Diaam0nd















































Rachel Chanel / Coco







































Jessica 'Jess' Storm / Cupcake ...La chica suiza















































Christopher 'Chris' Smith / Lestat







































Janet Smith / Llame Ya! (Hermana de Lest)















































Derek Snow / Glitter















































Alex Fuck / Courier (novio de Jesse)




































































Diana Flowers / Juliette
































Vannessa Smith / Adhara















































Josephine Larsh / Zoe























































Emily Away / Lily























.:Capítulo 1:. de What are you doing Jenn?




















-¡Larah! Baja en este instante.-me gritó mi madre desde el primer piso.







-Vooy!.-respondí malhumorada.







Perdónenme, mi nombre es Larah Curbstomp pero en el grupo me llaman Jenn. Mi cabello es de un color rubio albino, mezclado con mechas de color rosa, verde, azul y de todos los pigmentos que puedes imaginar. Y mis ojos, de un color celeste blanquezino, los heredé de mi padre: Lorcan Curbstomp.







Bajé las escaleras estrepitosamente, mi madre estaba alli parada con las manos en las caderas. Hubiera parecido una pose graciosa, pero sus ojos denotaban una furia incontenible.







-¿No te dije, acaso, mil veces que la ropa negra no va con la de color?-me gritó.







-¡Sí! Pero esto no pasaba cuando papá vivía.-le chillé.







-Larah, afróntalo, acéptalo. Lorcan ha muer-to!-me dijo mi madre.







-Pues, si piensas así, me iré de aquí. No quiero soportar más tu falta de sentimentalismo.-le dije con odio.















Salí de casa tal como estaba, a pesar de estar helada hasta los huesos pensé adonde podía ir. La calle no era buena opción, no podía ir a  casa de Claire, eran las tres de la mañana. ¿Por qué no a la casa de Christopher?, él nunca me despreciaría, despues de todo, era mi mejor amigo.







Toqué el timbre suavemente, esperaba que Lestat me abriera la puerta. Si lo hacía su padre, seguro que me daba un escobazo. En cambio, apareció Christopher en calzones, se pasaba la mano por el cabello medio somnoliento y al verme se quedó paralizado.







-Jenn,¿qué haces aquí?-me preguntó haciéndome pasar.







-Me fui de casa, mamá se puso histérica, Chris.-le dije con la indignación pintada en los ojos.







-No me llames Chris o te llamaré Larah. Así que, cuéntame Larah ¿qué fue esta vez?







-Simplemente me reprendió por poner la ropa negra con la de color y yo le dije que cuando mi padre estaba vivo nunca había que separar la ropa. Entonces me gritó ¡supéralo!- le dije a punto de largarme a llorar.







-Tranquila, Jenn. Puedes quedarte aquí si quieres, nadie se enterará.-me dijo él abrazándome.























Chicas luego lo voy a editar con lo que falta, saludillos ^^.

.:Premios:.


1.-Dale las gracias al que te ha mandado la felicitación, seguro que lo ha hecho con mucho cariño.
a Aphrodite

2.-Explícanos un recuerdo/anécdota navideña que tengas.
Mmm...una navidad me enfade mucho y comi muuuucho chocolate y luego me enferme y tuve que estar en cama una semana xDD.

3.-Envíale esta felicitación a todos los blogs que quieras, para que sepan que te acuerdas de ellos en estas fechas.


Abajo...


1. Agradecer al blog que te lo otorgo:



Gracias a Aphrodite
2. Confesad ¿Qué tipo de hombre hace que esta virtud se convierta en pecado?:

Damon Salvatore

3. Dárselo a blogs que sean pura "castidad" por su contenido:

Abajo!
 
 

1.- Deben agradecer al blog que se los otorgó


Gracias a Aphrodite
2.- Deben mencionar a su heroína preferida

Abby de NCIS no es heroina pero la adoro!!!

3.- Deben otorgarlo a sus blogs preferidos.

Estos Premios Van Para:
 
Aphrodite
Maria
Madison
Jenn
Silver
Ckony
Marlen
Viviana

sábado, 5 de diciembre de 2009

.:Capítulo Uno:. Parte II

Al otro día, Jesse aparcó su Ferrari negro en el estacionamiento. Cuando ella bajó del carró Jake lo saludó.
-Jess, viejo, ¿que hiciste en tus vacaciones temporales?
Antes de responder, Jesse le abrió la puerta a Candy, quien, raramente, llevaba un vestido impactante y unos tacos.
-¡Woow!-exclamó Jake.-Bienvenida de vuelta, Cand.
-Gracias, Jake.-le respondió amablemente ella.

Nada había cambiado allí, a excepción de que a ella la acompañaba el chico más popular, Jesse Shadow. Pero después de eso, todo estaba igual; Eileen seguía siendo la Princesa del Hielo, Rebekah Larsh su amiga , ahora estaba pasándose al bando enemigo y Jake seguía tratando de conquistar a Leen.

-Te ves bonita hoy.-le dijo Jesse, sacándola de su ensimismo. Ella le sonrió juguetonamente.
-Ya van cuatro veces que me lo dices, chico. Ya se que soy bonita, ni para que me lo recuerdes.
Juntos se carcajearon llamando la atención de todo el que estaba en el pasillo.

Era clase de historia mágica y Jesse se sentó al lado de Candy bajo la foribunda mirada de Eileen y la incrédula de Rebekah.
La clase empezó tan aburrida como siempre, hablaron de cuando los goblins iniciaron una revolución. Jess contribuyó enérgicamente en la charla, pero cuando le preguntaron a Candy, esta enmudeció.
-¿Señorita Thomson? Si ha estado tan atenta debe saber qué año.

-1824.-respondió automáticamente ella, y, cuando el profesor se alejó, le susurró a Jesse.-Gracias por la fecha, eres mi demonio favorito.
Cuando lo miró a los ojos él la besó intensamente. ¿Sentía realmente amor por Jesse Shadow? Se preguntaba Candy en ese momento, pero no pudo seguir pensando porque él la tomaba por la cintura para atraerla más hacia sí.
-Espero que se estén regodeando con el momento, porque si no terminan esto ahora lo harán en detención.-les interrumpió el profesor Smith.
-Claro que nos estabamos regodeando con el momento, más que regodeando. Pero ya acabó su clase, Federick.
-Mmm...-siseóel profesor, y fue justo cuando la caampana sonó indicando que era la hora del almuerzo.

No vió a Jesse durante todo ese tiempo. Se sentó sola, rechazando las propuestas del club de ciencias y los silbidos del equipo de socquer. En un momento, vio una mesa ocupada por dos personas muy apuestas, un chico y una chica a los que denominó como los nuevos. Y, por sus aspectos, parecían ser demonios. Cuando dio vuelta la mirada el bonito chico estaba a su lado, y la chica desde la otra mesa sonreía triunfante.
-Hol, mi nombre es Lucifer Forgotten.
-Hola, yo soy Candy Thomson. Dime simplemente Cand.-le dijo ella.
-Perdona a mi hermana,-dijo él mirando a la bonita chica de la sonrisa triunfante.- es más sociable de lo que parece.
La hermana de Lucifer avanzó hacia la mesa en la que estaban sentados y se recostó en la silla.
-Hola, yo soy la hermana de Lu, Lilith Forgotten. Somos nuevos por aqui, y pensamos que una chica solitaria nos presentaría discretamente a algunas personas.
Candy comenzó con las presentaciones señalando directamente a algunas personas. Eileen Reeve, Jake Matthews, Rebekah Larsh, Natalie McDonald, pero cuando iba a decir con todo entusiasmo el nombre de Jesse Shadow, este murió en sus labios. Jesse estaba besando lentamente a Eileen. Pudo ver en la expresión de Jake lo que ella creía que aparecería en su rostro: pesimismo y nostalgia. No, yo, Candy Thomson, seré tan optimista como Rebekah de egocéntrica.
Esa acción por parte de Jesse la devolvió a la realidad. Toda la experiencia vivida, era ahora como si Hollywood se la hubiera tragado y escupido de vuelta. Hay que ver la realidad, Jesse fue, es y será un mujeriego y creer que ella, Candy Thomson, pudiera cambiarlo era una locura y que hubiera conquistado por momento a Jesse Shadow había sido mera coincidencia, y al parecer, ya se había percatado de su error.
-Oye, nosotros somos de esos demonios que nos gustan las fiestas nocturnas y las bebidas alcoholicas.¿Te gustaría acompañarnos? Sólo salimos los miércoles y viernes.-le dijo Lucifer, devolviéndola a la realidad.
-Oh, por supuesto. Por cierto, hoy es miércoles, y no tengo nada que ponerme.
- MIra cuando salimos de aquí vamos de compras, y luego te cambias en tu casa. Lu irá por ti.-dijo Lilith.



CHICAS POR FIN LA SEGUNDA PARTE ;) BUEH VOY A ESCRIBIR DOS HISTORIAS ASI QUE TAL VEZ POR ESO ME RETRASE...www.what-are-you-doing-jenn.blogspot.com

miércoles, 25 de noviembre de 2009

.:Capítulo 1:. Parte I

Descubriendo la Realidad:
Corría, simplemente, corría. Escapaba de todo para reacer su vida.
Ella vivía rodeada de cosas sobrenaturales:
  • Su mejor amiga era una bruja.(Rebekah Larsh)
  • El chico del que estaba enamorada, un demonio.(Jesse Shadow)
  • Y, hasta su peor enemiga, era una vampira.(Eileen Reeve)
Bien, ahora, cansada de todo esto decidió que era tiempo de vivir su vida normal; que hubiera tenido si a su madre no se le hubiera ocurrido volver a casarse con un fantasma. Puff, sólo con mirar hacia un lado te encuentras con un elfo, y, si te descuidas un momento tienes a un poltegeist tras de ti por el resto de tu vida.
 Se terminó, al menos, para mí.
Ella es Candy Thomson, y, para su suerte, es tan normal como alguien que vive lejos de este lugar. Con sus 16 años pretende irse a vivir sola y reconstruir su vida donde lo sobrenatural no la encuentre, aunque sepa que lo hará al final.
Se instaló en un departamento con sus cosas, decidió que debía irse a acostar ya que mañana tenía que ir al instituto. Al fin iría a uno normal
Por la mañana se alistó para irse, desayunó apurada y, con la mochila al hombro, se dirijió a la High School of Yorkshire. Cuando entró en la institución sintió miles de miradas clavadas en ella, pero no se dejó intimidar. Si antes había podido contra seres sobrenaturales no tenía que temer de estos normales.
A pesar de faltar un buen rato para que la pimera clase de química comenzará, entró al salón y se sentó en el solitario banco del final. Alguien se sentó a su lado cuando la clase estaba por comenzar, lentamente ella dio vuelta la cabeza para que sus ojos se sumergieran en unos totalmente celestes, casi blancos.
-¡Hola! Mi nombre es Cameron Storm.¿Tú eres...?
-Candy, Candy Thomson.-le respondió al chico agradablemente.
-Hey, por qué no vines a sentarte a la primera fila conmigo.-le dijo amistosamente Cameron.
-Vale.-le dijo algo insegura ella.

Antes de que la clase comienze, Cameron le presentó a su mejor amiga: Sophie Skin. Una chica de pelo rubio y  rizado, pero bastante simpática tal vez nostalgica. Era una de esas personas a las que no debes olvidar. No puedes pasar por su lado sin sentir su presencia.
Los días pasaban y Candy ya casi había olvidado todo su pasado. Hasta que un día, cuando fue a ver el correo, encontró una carta que decía su nombre en una pulcra letra que recordaba vagamente en su memoria.
La carta decía:
Candy:
          Hola, chica. Sé que soy del que menos esperarías una carta, pero no debías irte así de aquí. Incluso, podría decirse que estaba pensando llevarte al baile de primavera antes de que te vayas. En cambio, tuve que volver a hacerlo con Eileen Reeve.
Siempre sabré dónde estás, si me necesitas sólo dí mi nombre.

                                                                  Te estaré vigilando,          
Jesse Shadow.

Ella todavía seguía quien podía ser hasta que vió la firma. Se quedó petrificada y lo único que pudo murmurar fue:
-Jesse...Jesse Shadow.-babluceó confundida.
En eso, las luces se apagaron de golpe y de repente estaba en el sillón con alguien pasandole el brazo por los hombros. Este se acercó a su oido lentamente.
-Estuvo muy mal de tu parte escaparte de lo sobrenatural, Cand.-le susurrómel hombre, quien, ahora que ella caía en la cuenta, era Jesse.
-Jesse, ¿qué haces aquí? Tú ni siquiera me hablas, yo ni siquiera te importo demasiado.-le dijo ella confundida, sin saber lo que estaba haciendo.
-Candy, Candy, Candy.-siseó.-¿Es que nunca vas a entender que lo sobrenatural vendra por ti una y otra vez y todas las que sean necesarias?-le susurró haciendo caso omiso a lo que ella le había dicho.-Eres especial Cand, no perteneces aquí. Te contaré algo: todos s demonios, antes de venir al mundo, nos encomiendan una misión con la que tenemos que cumplir. La miía fue, es y será protegerte; así como un angel.-explicó él.
Ella inspiró lentamente y apoyó la cabeza en su hombro soltando el aire, él le besó la coronilla. Eso era lo que siempre había soñado, pero algo le faltaba...la parte en que todos deliramos.
-No deberías pensar eso, no va a pasar. Sólo soy tu protector.-le dijo torvamente Jesse, ella había olvidado que los demonios podían leer los pensamientos, además de una serie de poderes.
-Dej de meterte donde no te incumbe, Jesse.-le dijo enojada.
-¿Ese recuerdo es de cuando estabas en 6º grado?¡Vaya, Chica! Si que sabías que pensar a los 12.-le dijo burlonamente él.
La sangre le subió a las mejillas, dándole una tonalidad adorable. Lentamente, Jesse fue acercándose a Candy, y cuando estaban a centímentros de besarse alguien irrumpió por la puerta principal. Automáticamente y con un movimiento grácil, que ella apenas llegó a vislumbrar, él la puso tras si, entonces ella se encontraba entre él y la pared. Cuando Jesse ordenó que se hiciera la luz, esta iluminó a un Cameron confundido y a Sophie tan serena como siempre, pero al ver al chico sus ojos brillaron deseosos.
Jesse ladeó la cabeza y le dijo zalameramente a Candy:
-Parece que tu amiguita piensa lo mismo que ti hace 4 años.
Con un poco de dificultad, ella lo quitó del medio y miró a Cameron con una disculpa pintada en los ojos. Luego, les explicó que Jesse era un viejo amigo que sólo venía de visita.
-¿Entonces no vas a salir con nosotros hoy?-preguntó Sophie.
-Creo que no. Jesse me tiene que explicar unos problemas, lo siento chicos. De veras quería salir con ustedes.
Los chicos se fueron un poco descepcionados, dejando tras sí una atmósfera despreocupadaq. Candy no podía creer que el hombre de su vida le hablara, y, dentro de tod, que hubiera estado tan cerca de sus labios demoníacos.
-Tienes mucho que explicar, chico.-le dijo, pero luego cambió de expresión.-¿Quieres que ordene pizza o te conformas con que cocine algo? Lo cual no le recomiendo a nadie.
-Prefiero que lo hagas tú.
Candy se dispusó a cocinar macarrones con queso, pero, cuando se dio vuelta para buscar el queso Jesse estaba a centímetros de su cuerpo. Su aliento contra su piel la estaba mareando.
-Regresa, Candy.-mutistó sin apenas mover los labios, ella estaba a punto de asentir presionada por los ojos color celestes de él. Estaba usando todos sus poderes para hipnotizarla, pero ella, a pesar de seguir siendo humana, débilmente  pudo resistirse. Negó.-Cand, por favor, hazlo. Me será más fácil protegerte así.
-No puedo ni quiero, Jessie.
-Siempre tan necia.-sus ojos se tornaron rojos fuego, denotando su furia y luego volvieron al color normal.-Hagamos un trato, yo te explico todo lo que no sabes sobre mí, pero , al final, sopesarás tus opciones de volver más prudentemente.
-Vale.
Mientras comían, ella escuchaba atentamente lo que él le contaba:
...en este mundo sólo hay 12 personas especiales, tú te incluyes en ellas: la número 12, y dichas tienen sus respectivos demonios protectores. Los protegen de cualquier cosa que pueda cambiar sus genes, como, porejemplo: vampiros, duendes y hasta los propios demonios. Generalmente, una atracción muy grande e irresistible aparece cuando el protegido y protector se hablan...


-Por eso no me hablabas nuna antes.-confirmó ella.
-Exacto, pero, como ya habrás notado, desde antes sentías una atracción hacia mi, igual yo lo sentía de tí. Y, ahora que nuestras mente se sienten atraidas y nuestro cuerpos también, hemos creado un lazo indestructible.
-¿Indestructible?-repitió confundida.
-Só, hagamos de ejemplo que milagrosamente tú vuelves conmigo. Entonces sucede que Eileen quiere besarme, si lo hace sentiré repugnacia hacia ella, y si no tú te interpondrás en su camino.-explicó él apasiblemente.
-¡Super!-exclamó ella, Jesse le sonrió con esa sonrisa que hacía que Candy creyera que se iba a derretir.
Mientras ella lavaba los platos  de espaldas a Jesse, charlaban sobre Jake Matthews, un pillo de su misma clase de historia mágica y que estaba enamorado de Eileen Reeve, quien no le prestaba atención. Cuando terminó de lavar se dio vuelta y otra vez tenía a Jesse muy cerca, pero esta vez estaba pegado a ella. Pasaron unos  segundos hasta que sintió los labios fríos de él contra los suyos. Una vez separados, él, usando todos sus poderes y reacciones como: su mareo, el tratar de hipnotizarla, y el beso, le susurró contra sus labios:
-Volverás con lo sobrenatural?
Sin poder articular una palabra, asintió. Él le sonrió pero luego su sonrisa se volvió una mueca de furia e incredulidad.
-Tienes condiciones.-le dijo Jesse leyendole los pensamientos.
-Sip 1)No te aparezcas cada vez que me doy vuelta.2)No leas mis pensamientos y 3) Quédate conmigo que tengo miedo.
-¿A que le tienes miedo, Candy?
-A tu mente maligna.-dijo con una sonrisa dulce.

                                                         ***************************

sábado, 21 de noviembre de 2009

Personajes

Al menos estos son algunos de los personajes de esta sobrenatural historia...


Candy Thomson:
Chica muy alegre y simpática, se hace valer cuando es necesario.


















Jesse Shaw:

Demonio, chico popular que en realidad está perdidamente enamorado de Candy.
























Rebekah Larsh:

Bruja, mejor amiga de Candy. Es un poco optimista y egocéntrica, pero, según ella, ¿quién no lo es?






















Eileen Reeve:

Vampira, enemiga de Candy, es superpopular, creida y se podría decir que es una de las que supera a Rebekah en egocentrismo.


Jake Matthews:

Vampiro, chico popular que está atrás de Eileen. A pesar de dar imagen de ser un ser maligno es muy tierno por debajo de su manta.


Sophie Skin:

Humana, es la mejor amiga de Cameron, está un poco solitaria. Sabe mantenerse serena ante cualquier cosa, piensa que ella está destinada para ver como los demás se enamoran mientras Dios la deja para el final.






Cameron Storm:

Humano muy atractivo y alegre. Siempre es comprensivo con la gente.